Este mini verano del 2020 no ha sido del todo malo para los negocios de las casas rurales o alojamientos rurales, ya que desde que se terminó el confinamiento es el sector turístico que más se ha recuperado. La gente de toda España ha comenzado a visitar pueblos de su comunidad y de otras comunidades para respirar aire puro y darse unas pequeñas vacaciones sin tener que salir demasiado lejos y gastando un poco menos de lo habitual. Los recorridos campestres y actividades al aire libre aumento considerablemente, también aumentaron las reservas en estos establecimientos en comparación con otros. Está claro que las restricciones han sido malas para todos pero las casas rurales son las menos afectadas hasta el día de hoy. Termina de pasar el puente de todos los santos y las circunstancias de la nueva oleada del virus y las restricciones de movilidad adoptadas por las comunidades, han frenado en seco la posible recuperación. Terminar el año sin perdidas es casi un sueño y la incertidumbre de cómo puede afectar esta nueva situación al invierno y en especial a la campaña de navidad es muy poco alentadora. Las reservas han caído y la gente reserva de un día para otro, lo que hace que los negocios no tengan previsión y en algunos casos estén pensando en cerrar ya el año y esperar al 2021. Otros, seguro estarán abiertos porque las personas queremos seguir saliendo de las ciudades y aprovechamos cualquier momento para tomarnos un respiro y unas vacaciones. Personalmente creo que para la campaña de Navidad los contagios habrán disminuido y tener un fin de año especial en una casa rural estará totalmente permitido y aconsejable. Prepárate para una escapada romántica cerca de Madrid, hace falta ser optimista y disfrutar con tu pareja de unas veladas inolvidables. Escapada romántica en Guadalajara cerca de MADRID OFERTAS ESPECIALES NAVIDAD