Las casas rurales se preparan para un aluvión de reservas en julio y agosto

Restaurantes, casas rurales y hoteles se preparan para que los clientes no tengan miedo del contagio, se sientan tranquilos y relajados. Los expertos han vaticinado que los españoles van a optar por espacios abiertos, con poca gente, sin aglomeraciones y al aire libre. Solo nos falta que nos digan los protocolos a seguir.

El turismo rural será uno de los grandes favorecidos esta temporada. Las casas rurales ya están preparándose para un gran número de reservas en julio y agosto. Ya hay muchos turistas o clientes preguntando e incluso queriendo reservar, lo único es que los propietarios no saben que hacer sin protocolos, fechas y otras restricciones que puedan obligar desde el gobierno.

Montaña antes que playa es lo que será lo normal, pero no hay que dormirse y si eres propietario de una casa rural no dudes ni un instante en publicitar tu negocio, toda ayuda es buena. Los Españoles (Turismo nacional) vamos a tener pocas vacaciones y queremos aprovecharlas lo más cerca posible, viajando con nuestro coche, y sin aglomeraciones. Respirar aire puro es la mejor publicidad para nuestro negocio de turismo rural. También hay muchas personas que debido al problema con sus trabajos no podrán permitirse irse de vacaciones. Pero quizás, un fin de semana sí será una opción para más bolsillos

En el tema del temor a contagiarse, las casas rurales también están por encima de otras opciones para evitar los contagios. Sin problemas con las restricciones de seguridad ni el distanciamiento. Los espacios comunes prácticamente no existen, son mínimos o los utilizan un grupo muy reducido de personas. Es como estar en tu propia casa pero aislado en la montaña, evitando estar con otros transeúntes o turistas. Es un buen momento para apostar por un turismo de montaña.

Los propietarios no aguantarán a septiembre, hay que empezar en Julio o como muy tardar en Agosto.

Existen comunidades que no están muy contentos con estas previsiones de aumento de visitantes o de empezar la desescalada cuanto antes, ya que comentan que las poblaciones donde se encuentran estas casas rurales son habitadas por personas de riesgo (Población de avanzada edad) y que pueden poner en peligro las vidas de mucha gente.

La priorizar es la salud, la seguridad y, en tercer lugar, la economía. Es muy importante ver qué apoyos deberían tener los establecimientos durante el cierre y que este fuera lo suficientemente prolongado hasta la normalidad. Que nuestros visitantes no sean ninguna dificultad para nuestros paisanos y mayores sino un apoyo