A pesar de que el verano se ha alargado más de lo habitual y apenas han pasado unos días desde los últimos calores, este año, tras varios de sequía, se prevé una buena temporada de setas o, al menos, mejor que las últimas en las que la meteorología no ha acompañado a estos hongos. 

Son varios los factores que sustentan estos buenos augurios para el otoño: una primavera lluviosa, un verano no especialmente caluroso y con tormentas y un otoño en el que también se espera que acompañen los chubascos, entre otros. 

Guadalajara, tierra de setas

La provincia de Guadalajara es una buena tierra de setas y éstas se pueden encontrar en diversos puntos de la misma. 

Prueba de ello es que la recogida de setas y hogos es una práctica muy popular en nuestra provincia. 

Esta práctica es doblemente placentera: en la recogida en sí y paseo por la naturaleza, para los aficionados a la naturaleza y el campo, y gastronómicamente hablando, para los amantes del buen yantar. 

Sin duda, la Sierra de Guadalajara, donde se ubica el municipio de Monasterio y nuestras casas rurales románticas, es una de las zonas por excelencia para disfruta de esta práctica. 

A continuación señalamos tres de las más destacadas, pero podéis encontrar más información sobre cerca de 90 de las especies más destacadas de la provincia en el Manual de Buenas prácticas y guía de setas de Guadalajara, elaborado por la Diputación provincial  y donde además te asesorarán sobre aquellas que son tóxicas y otras recomendaciones como buenas prácticas para su recolección. 

 

Manual de setas de Guadalajara (enlace)

 

Níscalos

Es una de las especies comestibles más apreciadas por su textura carnosa. Se pueden encontrar desde finales del verano hasta principios del invierno en zonas de pinares. De sombrero entre 50 y 100 mms. de diámetro y convexo, de color anaranjado.

 

Boletus

Es un género de hongo que incluye cerca de 300 tipos, siendo el más conocido en la cocina el boletus edulis, el boletus reticulatus o el pinophilus. 

También es frecuente encontrarlo en bosques de pinos y puede alcanzar dimensiones notables. Su sombrero tiene la típica forma de este género y presenta una línea blanca en el borde. 

 

 

Fotografía www.pixabay.com

 

Seta de cardo 

Otras de las especies muy valoradas por los aficionados debido a su sabor suave y textura fina y agradable. 

De sobrero entre 4 y 10 cms. de diámetro y su color puede varias desde el blanquecino a más pardo o marrón. Suelen brotar en primavera y en otoño tras las lluvias. 

 

Fotografía: www.flickr.com