Ambiente íntimo, acogedor y relajante

Se trata de un viejo granero que dio origen al proyecto actual de El Rincón de Monasterio. Su encanto proporciona una ambiente íntimo, acogedor y relajante. En la planta baja, uno cree estar en uno de esos refugios de montaña a salvo de todo, eso sí, con todo tipo de lujos. En la planta primera, ascendemos a una suite abuhardillada, cálida y romántica, muy luminosa pero que preserva la intimidad para disfrutar de un estimulante baño en el jacuzzi. Dicen las leyendas que el romero se utilizaba en las pócimas mágicas para potenciar las relaciones amorosas.