Unas vistas preciosas a través de grandes ventanales.

En este alojamiento tendrás todo en uno. Unas vistas preciosas a través de grandes ventanales. Luminosidad por toda la estancia. Un dormitorio con mucho encanto y pegadito a la zona de SPA. En los momentos más relajantes, nada como sumergirse en las burbujas del jacuzzi mientras contemplas las llamas de la chimenea. Además, es el alojamiento que mejores vistas tiene del precioso atardecer de Monasterio.

 

Termina el día o empieza la noche con los últimos rayos de sol que se pueden capturar en este pequeño pueblo de la Sierra Norte.