Es un alojamiento independiente cuya principal característica es su abuhardillado en madera y pensada para parejas o familias con niños.

Si quieres realmente volver a enamorar a tu pareja, este alojamiento es el ideal para conseguirlo. En una misma planta, luminosa y espaciosa, están distribuidos el salón-comedor, la cocina y el dormitorio con jacuzzi y baño incluidos. Se trata de un espacio muy práctico, luminoso y alegre con el encanto y todo lo preciso para alcanzar el sosiego y la tranquilidad que se viene buscando.

 

La Amapola cuenta con un altillo rústico con cama supletoria y baño propio, en caso de necesitarse.