Terror… y Amor. ¿Por qué no pueden ser una pareja perfecta?

Marcamos la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre en nuestro calendario. Llámanos frikis, pero en Halloween encontramos una fecha más, un motivo más, por el que pasarlo bien y celebrar. ¿Celebrar qué? Celebrar la vida, celebrar el amor y, concretamente, en esta fecha, celebrar también la muerte, que es de lo que se trata. Por eso ponemos en escena todas nuestras armas de diversión para diseñar una noche terrorífica, escalofriante y llena de sorpresas.

Pero no nos olvidamos de que El Rincón de Monasterio es un conjunto de ocho casitas rurales independientes pensadas para el romanticismo, para el amor y el disfrute en pareja. Por ello, todos nuestros esfuerzos, también en la Noche de los Muertos, se centrarán en que todos los que nos visitáis lo paséis genial y os divirtáis en pareja. ¿Qué hay mejor que un abrazo fuerte, un achuchón o un beso de tornillo en los brazos de tu amor cuando una bruja o un vampiro te pisan los talones? Trataremos de daros el máximo miedo posible para que necesitéis el mayor de los refugios en los brazos de vuestro amor… ¡¡¡JA-JA-JA!!! (risa de bruja).

El fin de semana del 31 de octubre, no obstante, no quedará ahí… Además de sorpresas, trucos y tratos, sustos y demás atrezzo que encontraréis en la Noche de los Muertos, el resto del fin de semana será ‘para morirse’… Podréis disfrutar de las maravillosas rutas y sendas encantadas que rodean a nuestras casas; podréis dejaros llevar a otro mundo por escalofriantes masajes y otros tratamientos de relax corporal; podréis sumergiros en un baño en jacuzzi en un ambiente silencioso y relajado, casi de ultratumba; y podréis regalaros un festín de muerte con una de nuestras cenas especiales, sólo para dos, sin salir de vuestro propio alojamiento. ¿Quién decía que el terror y el amor no forman una pareja perfecta?

Os esperamos a todos los que habéis decidido visitarnos… ya está casi todo listo. Y… a los que aún no nos conocen… ¿¿nos vemos en otra vida…??

 

Bienvenida, estación preferida del año… Bienvenido otoño

 

¡Sí! ¡Ya estamos en otoño! Es nuestra estación preferida del año, y enseguida entenderéis el porqué…

1.     Porque nuestro alrededor va tornándose dorado, ocre, irradiando una luz especial.

2.     Porque al caminar por sendas y senderos nuestras botas al contacto con las hojas amarillas emiten un sonido que nos relaja y nos despierta a partes iguales.

3.     Porque huele a castañas, a leña y a una copa de vino frente a la chimenea.

4.     Porque nuestros vecinos el Hayedo de Tejera Negra y los Pueblos Negros están en su mejor momento para hacerles una visita y disfrutar del paisaje que nos regalan.

5.     Porque es la estación en que disfrutamos de buenos puentes para desconectar, divertirnos y descansar con la escapada rural perfecta.

6.     ¡Porque sacamos del armario esas botas de agua y ese jersey que tanto nos gustan!

7.     Porque es la estación romántica por excelencia.

8.     Porque comienza la temporada de setas.

9.     Y, sobre todo, nos encanta porque es la época del año en que más os gusta visitarnos, haciéndonos muy felices mientras disfrutáis del encanto de nuestras ocho casitas rurales románticas e independientes

¿Necesitáis más razones para comprender nuestro amor por el otoño? Planificad ya vuestro viaje a Monasterio porque estamos a sólo una hora de Madrid y porque el otoño es el mejor momento para visitarnos, el más bello y romántico. Porque es el momento ideal para pasear por los alrededores de nuestro pintoresco pueblo y empaparse de naturaleza, para terminar la jornada con un masaje y un baño en jacuzzi. Porque es perfecto para daros una cena romántica a la luz de las velas y disfrutar juntos de la luna y las estrellas. Porque son las fechas más adecuadas si lo que te gusta es el turismo rural de calidad.

Bienvenido, otoño, te estábamos esperando… ñas asadas  que nos relaja y nosenderos nuestras botas al contacto con las hojas amarillas emiten un sonido que nos relaja y nos

10 razones por las que hacer turismo rural este verano

Dormir del tirón gracias a una temperatura perfecta y a un silencio envolvente y relajante. Levantarse y abrir las ventanas para tener el privilegio de llenar los pulmones de ese aire con olor a naturaleza, a río, a sol que empieza a coger altura. Sostener el tazón de café mientras se saborea bizcocho casero. Observar cómo empieza el día con la mente limpia y abierta, dispuesta a vivir una nueva jornada de preciosos paisajes, de rutas vírgenes, de baños rodeados de montañas, de vegetación.

Así comienza un día de verano en Monasterio. Apetecible, ¿no crees? Ubicado en pleno Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, en la Ruta de los Pueblos Negros, en El Rincón de Monasterio se vive por estos días un turismo diferente, alejado de la playa y del mar, pero cercano a la montaña y al latir de la tierra. Alejado del calor y la hamaca, pero pegadito a la naturaleza y al senderismo. Lejos del turismo de sol y playa, sí; inmerso en un turismo rural pensado para los que huyen de los tópicos y quieren vivir un verano distinto.

Pensando en todos ellos y ellas, que cada vez son más, hemos creído que sería toda una oportunidad y un premio a su elección el rebajar los precios de nuestras casas, de nuestras nueve casas rurales románticas, a pesar de que éstos sean los meses en los que, generalmente, los establecimientos de turismo marcan sus tarifas más altas. En El Rincón de Monasterio, sin embargo, marcamos los más bajos del año para convenceros de que un verano al fresquito es igual de verano. O más. Porque menos es más. Menos calor es más relajación; menos aglomeración es más descanso; menos personas es más cercanía y atención personalizada.

Así que si tú eres uno de ellos, una de esas personas deseosas de disfrutar de unas vacaciones como las que te proponemos, podrás disfrutar de una de nuestras casas durante tres noches, al precio de dos. Te regalamos una, sólo por ser tú y elegirnos, sólo por apostar por el turismo rural de calidad y relajado. Te lo has merecido.

En El Rincón de Monasterio, no sólo encontrarás la paz que buscas. También podrás darte baños en jacuzzi junto a tu pareja mientras disfrutáis de una copa de cava, sin salir de vuestro propio alojamiento. Podréis daros un relajante masaje o recibir un tratamiento de chocolaterapia. O compartir una cena romántica, a la luz de las velas, servida en vuestra propia casa rural. Te podemos proponer muchas más cosas, pero es mejor que las compruebes tú mismo, de modo que… no te contamos más.

Puedes informarte en elrincondemonasterio.com o escribirnos un mail a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. También puedes llamarnos cuando quieras. Estaremos encantados de darte más razones para visitarnos. A continuación te dejamos una selección de las 10 que más nos gustan y que te ayudarán a darte cuenta porqué hacer turismo rural en verano es una buena idea:

1.     Dormir del tirón

2.     Despertarse con el olor a naturaleza

3.     Desayunar productos caseros y de la tierra

4.     Amanecer con la mente abierta a vivir una nueva jornada aventurera, de rutas por descubrir y paisajes por conocer

5.     Bañarse en aguas cristalinas rodeados de montaña, de vegetación

6.     Pasear junto a riachuelos, admirando la imponente vegetación

7.     Disfrutar de un masaje en pareja

8.     Darse un baño en jacuzzi sin salir de tu propio alojamiento, con una copa de cava en la mano

9.     Tomar una cena romántica a la luz de las velas, regada con un buen vino

10. Admirar un cielo limpio y abierto, repleto de estrellas, antes de volver a disfrutar del frescor de una nueva noche de descanso

¿Necesitas una razón más? Pues aquí la tienes: este verano, ven a Monasterio siete días, ¡¡y paga sólo seis!! ¡¡Y disfruta, gratis, del abono de la piscina municipal de Cogolludo, durante los días de estancia en Monasterio!!

¡¡¡Te esperamos!!!

 

 

 

 

De turismo rural y piscinas naturales

No se debe desaprovechar la oportunidad de disfrutar de lo que la naturaleza nos brinda. Pequeños rincones bañados por una luz especial y donde la mano del hombre todavía no se aprecia, pues parecen salidos de fotogramas de esa conocida película llamada Avatar. Verdes, acogedores, frondosos, silenciosos… sólo el murmullo del agua al fluir, el sonido de algún que otro pez feliz saltando sobre ésta o el trinar de los pájaros logran hacerse hueco en un ambiente de tranquilidad absoluta, que invita al relax, al disfrute, a la sensación de placer. Hablamos de piscinas naturales, lugares donde tomar un baño refrescante; donde la claridad del agua te permite distinguir perfectamente el fondo, piedra por piedra; lugares donde el sólo hecho de observar lo que te rodea, alimenta el espíritu.

En Monasterio, no tenemos mar, pero sí contamos con un buen listado de playas naturales, espacios totalmente vírgenes que han sido bañados por las bondades de la naturaleza. Manantiales, remansos de pequeños riachuelos, pantanos, embalses, pozas y otros fenómenos naturales han dado como resultado verdaderas maravillas para los sentidos.

Quizá en los meses de frío apetezca más hacer senderismo, disfrutar de la chimenea, tomar un buen vino a la luz de las velas o darse un relajante baño en jacuzzi. Todo eso sigue siendo posible también en primavera y en verano en El Rincón de Monasterio. Pero es que, además, en las fechas de calor también es posible disfrutar de numerosas piscinas naturales que se encuentran muy cerca de nuestras casas rurales románticas. Darse un baño en ellas es el complemento perfecto para vuestra estancia en verano.

Aquí os dejamos algunas fotos de nuestras escapadas alrededor de Monasterio. El Chorrón de Valdesotos, muy cerquita de aquí; el embalse de Alcorlo; las lagunas de Puebla de Beleña; el pantano de Bolarque; las zonas de baño del río Muriel… son sólo algunos de nuestros vecinos. Mirad qué maravillas. ¿No apetece un baño?