El pasado verano proponíamos disfrutar de un turismo diferente en un entorno rural y único que, por fortuna, contamos en la provincia de Guadalajara. En ese primer capítulo nos adentramos por un recorrido por el expresionismo románico de finales del XII y principios del XIII que nos llevó por los pueblos de Albendiego, Campisábalos, Villacadima y Atienza. Pero el románico no se acaba en esta ruta, en esta nueva entrega os proponemos un paseo para conocer los ejemplos del románico, con sus iglesias y ermitas en la zona de Sigüenza.

En ellos podremos observar su sencillez en la decoración, robustez en las estructuras y modesta construcción en su gran mayoría realizada con piedra caliza de las canteras de la zona, con cierta influencia mudéjar.

 

Sigüenza

Nuestra ruta arrancará en la ciudad del Doncel, el segundo municipio con mayor número de visitantes de Castilla-La Mancha, Sigüenza. Su rico patrimonio histórico artístico es conocido a nivel regional, nacional e incluso internacional y en él confluyen diversas épocas y estilos, entre ellos el románico. 

Sin duda, el principal exponente lo encontramos en su emblemática catedral que aunque de eminente estilo gótico, su construcción se inició en el románico y dicho estilo se deja notar en los muros exteriores, algunos pilares, las portadas principales y el rosetón central. 

A la catedral se suman otras dos iglesias, la de San Vicente y la de Santiago, con una estructura que conserva elementos de la época románica. En ambas reconoceremos este estilo en sus portadas. 

Palazuelos

Saliendo por la CM-110, hacia el noroeste, encontramos su pedanía de Palazuelos, villa amurallada en la que se encuentra la iglesia de San Juan Bautista con espadaña triangular y puerta románica.

 

Carabias

Cerca de Palazuelos se encuentra Carabias en la que destaca su iglesia del Salvador, uno de los ejemplos más notables del románico rural en la provincia. En ella cabe señalar el original atrio porticado apoyado en columnas con capiteles decorados con motivos.

Jodra del Pinar 

Por último, nos acercamos a esta pequeña pedanía de Saúca donde encontramos uno de los ejemplos más sencillos y armonioso de iglesia románica en su parroquia de San Juan Bautista, restaurada hace unos años. 

Un paseo por la historia y el pasado perfecta para dar la bienvenida al otoño y disfrutad de la calidez y acogedor ambiente de nuestros alojamientos rurales en Monasterio. ¡Te esperamos!