Seguramente seas de los que piensa que el cariño y aprecio a una persona, más cuando son tan especiales como nuestros padres, se debe demostrar día a día. No obstante, el calendario cuenta con unos días señalados y dedicados a estas personas únicas. Ese es el caso del próximo 7 de mayo,  Día de la Madre, una jornada que nos sirve para valorar lo que a veces no recordamos el resto de los 365 días del año. Una excusa perfecta para demostrarle nuestro cariño, para agradecerle ese esfuerzo que ha hecho por nosotros, su tiempo, dedicación, enseñanzas, educación y un largo etcétera de cosas difícil de señalar.

 

Precisamente por todo eso y más, ella se merece un regalo único que la haga sentir especial. Una escapada especial en un entorno natural único y donde pueda elegir el plan que más la guste, relax, romántico, deportivo…, según los gustos de la homenajeada.  

En El Rincón de Monasterio disponemos de una amplia oferta de alojamientos rurales con un ambiente confortable y cuidados al detalle, y en un entorno natural único y con una gastronomía y caldos para deleitar el paladar de los más exigentes.

Además, y aprovechando la llegada ya del buen tiempo, pueden darse su primer chapuzón de la temporada en nuestra piscina, que abrimos en junio, sin renunciar a una ‘playa de interior’ y completar su escapada con actividades como el senderismo, el parapente o las visitas guiadas a bodegas, entre otras propuestas de ocio.

También tenemos planes para aquellos que buscan el relax con masajes relajantes o tratamientos faciales además de disfrutar de nuestros spa privados

Una escapada para disfrutar de la primavera en todo su esplendor y, lo mejor, a tan sólo  una hora de Madrid.

Un regalo único para una persona única en nuestra vida. Porque ella se lo merece todo.