4 corazones

  • Arce Love Spa

     El Arce es, sin duda, el lugar preferido para los amantes

    El Arce es, sin duda, el lugar preferido para los amantes ya que, si hacemos caso al nombre de este alojamiento, el arce es “el alimento de los dioses” para algunas culturas antiguas.  No cabe duda de que es el enclave perfecto para vivir la más bella historia de amor. Tres plantas y en cada una de ellas un momento y una experiencia diferentes.

     

     

  • Casa Suite El Romero

    Ambiente íntimo, acogedor y relajante

    Se trata de un viejo granero que dio origen al proyecto actual de El Rincón de Monasterio. Su encanto proporciona una ambiente íntimo, acogedor y relajante. En la planta baja, uno cree estar en uno de esos refugios de montaña a salvo de todo, eso sí, con todo tipo de lujos. En la planta primera, ascendemos a una suite abuhardillada, cálida y romántica, muy luminosa pero que preserva la intimidad para disfrutar de un estimulante baño en el jacuzzi. Dicen las leyendas que el romero se utilizaba en las pócimas mágicas para potenciar las relaciones amorosas.

     

     

  • Majuelo Love Spa

    Es una casita de ensueño, casi de cuento

    La estancia ideal para disfrutarla en pareja en total intimidad y tranquilidad. Si lo que te apetece es ver una buena película junto a la chimenea, o tonificar el cuerpo en la sauna o en el jacuzzi, o simplemente dormir sin ruidos y sin reloj, ésta es tu casa. Cuenta con unas preciosas vistas a los nogales y al riachuelo, lo que hará de tu despertar un momento maravilloso, pues la naturaleza en estado puro irrumpirá en el comienzo de una nueva jornada de descanso, relax y amor.

     

     

  • Roble Love Spa

    Es una casita de ensueño, casi de cuento

    Es una casita de ensueño, casi de cuento. Según vayas ascendiendo de nivel, podrás experimentar sensaciones bien distintas que potenciarán una parte de ti. En el primer nivel es donde se alimenta el cuerpo (cocina); en la segunda, el alma (Zona Zen SPA), y en la tercera, el corazón (dormitorio).Un refugio cálido, seguro y muy, pero que muy romántico.